Las intensas lluvias provocaron el hundimiento del terreno y el corte de un camino secundario.

El cliente nos encargó colocar una serie de tuberías con un peso cada una de 17Tm. para facilitar el paso de las aguas, tapar y facilitar el paso de vehículos.

En esta ocasión la dificultad mayor era el acceso de la grúa autopropulsada, que tuvo que recorrer 2 Km. marcha atrás y su emplazamiento. Hizo falta utilizar maquinaria de excavación para habilitar el terreno.

Utilizamos una grúa autopropulsada de 200Tm. que nos permitió colocar los tubos de 17Tm. sin ninguna dificultad.